Recursos Uakika

Blog destinado a conversar sobre Recursos Humanos, Cultura Organizacional y Colaboradores.
Transformación Cultural
Inicio Cultura Organizacional Transformación cultural; El primer paso hacia el progreso

Transformación cultural; El primer paso hacia el progreso

by Andres

Sabemos que lleva años modificar la forma en que la gente piensa, siente y se comporta. Por ello, también sabemos que la transformación cultural en una empresa no es algo que se da de la noche a la mañana.

Cuando hablamos sobre la cultura organizacional, nos referimos, entre otras cosas, a la suma total de los comportamientos de todos los colaboradores.  y por eso es tan determinante en el éxito de una compañía.

Modificarla puede llevar tiempo y mucho esfuerzo. Para saber entonces de dónde partir hacia una transformación cultural en nuestra organización, es importante comenzar por definirla. 

Transformación cultural ¿en qué consiste?

No existe una única definición para la transformación cultural en las empresas. Podríamos decir que se trata de un co-construcción entre todos los colaboradoresen desarrollo y evolución permanente. De hecho, es una iniciativa bastante nueva que surge de las necesidades que impone nuestro tiempo: el cambio y la capacidad de adaptación. 

Sin embargo, aunque no contemos con una definición de diccionario, podemos decir que transformar la cultura de una organización es un proceso dinámico que consiste en un cambio de perspectiva. Como consecuencia, se transforma la manera de hacer las cosas en la compañía.

Al transformar la cultura se modifican las políticas, procesos y comportamientos de los personas dentro de la organización. Esto cambia la forma en que los colaboradores piensan, actúan y brindan sus servicios y productos a los clientes tanto internos como externos.

El cambio busca hacer las formas de una manera distinta, abriendo un camino completamente nuevo de cara al futuro

Por eso, la clave de la transformación cultural es volver la mirada hacia el interior de nuestras organizaciones para revisar qué se hizo, cómo y qué de todo ello queremos mantener para lograr el objetivo o la meta que deseamos y de esa forma establecer el mejor camino y sobre todo poder preguntarnos ¿Cómo sabremos si hemos logrado la transformación?

Porque hay que decirlo: la transformación no tiene porqué significar una ruptura total con el modelo anterior

La cultura organizacional evoluciona con el tiempo. Puede que después de muchos años una empresa tenga una cultura muy arraigada y pensar en cambiarla parezca imposible. Es todo un desafío ¡claro que sí! Pero dar ese paso es algo que muchas compañías hoy necesitan para alcanzar sus objetivos y seguir creciendo. 

Antes de negarnos a esta transformación, debemos conocer cuál es su importancia y qué beneficios puede ofrecer. 

¿Por qué es importante la transformación cultural?

La cultura corporativa repercute en todos los aspectos de una organización. Hablamos de los valores, creencias, hábitos, tradiciones, comportamientos e interacciones presentes en una empresa. 

De esta manera, al transformar la cultura, modificamos el modo de hacer las cosas en nuestra organización. Eso, por supuesto, tiene consecuencias en todas las áreas de la compañía.

Una forma mucho más clara de verlo es pensar en dónde está hoy la organización y adónde quiere llegar en el futuro. Esta visión es la razón principal para transformar la cultura de las empresas. Puesto que nos permite ver cuál es su influencia en los objetivos y resultados de la compañía.

Otra de las claves para entender su importancia consiste en identificar sus beneficios:

  • Mayor conocimiento. Iniciar un proceso de cambio cultural implica, como dijimos antes, una mirada al interior del negocio para saber en detalle qué se hizo hasta el momento y cómo. Básicamente, es una revisión exhaustiva y es la oportunidad de obtener información muy valiosa sobre la empresa. 
  • Mejora del compromiso. Una de las tareas clave para la transformación en las organizaciones implica involucrar a los colaboradores. Pedir y valorar la participación de los empleados en este proceso ayuda a mejorar su compromiso con el negocio. 
  • Colaboración a nivel interno. Al involucrar a todas las personas en el cambio cultural de la empresa, aumenta el nivel de colaboración entre pares y entre equipos.
  • Retención de talento. Si el talento está realmente comprometido, es parte de un equipo donde su opinión es valorada y recibe el soporte de sus pares y líderes, aumenta su sentido de pertenencia y con ello, su retención se vuelve mucho más sencilla. 
  • Aumento de la productividad. Los colaboradores que se sienten reconocidos y valorados pueden ser mucho más productivos en su entorno laboral. 

Cómo transformar la cultura en tu empresa

El cambio, aunque puede ser necesario, no es fácil. Se requiere de tiempo y constancia. Después de todo, para llegar a este presente, de seguro has tenido que recorrer un largo camino. 

Tu cultura corporativa actual es el resultado de sostener a lo largo del tiempo una serie de valores, creencias, hábitos y costumbres que tal vez hoy necesitas revisar

Quizá, hasta el momento, nunca habías pensado de forma estratégica en la cultura de tu negocio. Si ese es tu caso, ha llegado el momento de hacerlo. Para ello, en Uakika tenemos algunas recomendaciones.

Analiza la cultura corporativa actual 

El punto de partida es lo primero a considerar al momento de iniciar una transformación cultural en tu negocio. Es importante comprender cómo es tu cultura actual y qué desafíos tiene por delante

La clave está en los datos, recopilar información. La mejor fuente son las personas dentro de tu organización

Algunas opciones pueden ser:

  • Hacer encuestas a los empleados.
  • Armar grupos de discusión con colaboradores de diferentes áreas. 
  • Reunirse con los jefes de equipo. 
  • Reunirse con los líderes. 

Definir hacia dónde quieres dirigir a tu empresa

Luego de recopilar toda la información necesaria sobre el estado actual de la cultura de la empresa, es momento de definir hacia dónde quieres llevarla. 

Esto significa crear una visión a futuro y, al mismo tiempo, mostrar por qué lo que actualmente está en marcha no permite que la organización llegue a ese lugar. 

Algunas preguntas que pueden servir de guía:

  • ¿Qué comportamientos tendría que incorporar el equipo para alcanzar la transformación cultural deseada?
  • ¿Qué comportamientos nuevos deberían ser comunes, de todos los días? 
  • ¿Qué comportamientos se tendrán que eliminar?

Como dijimos antes, la cultura organizacional determina el modo de hacer las cosas en tu negocio. Las acciones que se llevan a cabo todos los días en tu empresa son las que hay que cambiar para transformar esa cultura

Traza un plan acorde a tus objetivos 

Si sabes la clase de cultura corporativa que quieres tener ya puedes trazar un plan para conseguir transformarla. Sin embargo, no debes olvidar que esa nueva cultura debe estar alineada con los objetivos de tu negocio

Para hacer esto, puedes comenzar centrándote en las fortalezas de tu cultura actual y en algunos puntos importantes que quieras cambiar. Luego, deberás trazar los objetivos deseados.

Es importante establecer expectativas claras y realistas. Los colaboradores necesitan objetivos para saber qué se espera de ellos. Recuerda que es importante reconocerlos a medida que vayan alcanzando esas metas. 

Para ello, puedes diseñar un programa de reconocimiento que te ayude a motivar y reforzar el nivel de compromiso de tus colaboradores con la transformación cultural deseada. 

Brinda alternativas de formación

Los nuevos comportamientos que esperas incorpore el talento de tu empresa muchas veces requieren también de nuevas habilidades. En ocasiones, esto implica un arduo aprendizaje y así es como surge la necesidad de formación.

La capacitación debe ayudar a los colaboradores a:

  • Comprender mejor lo que deben comenzar a hacer;
  •  Lo que es tiempo de abandonar;
  •  Lo que hay que continuar haciendo para apoyar la transformación de la cultura en la empresa. 

Mide el progreso 

Como toda nueva estrategia que se implemente en una empresa, es necesario conocer cómo es su progreso. Para ello, las métricas son la clave. Es importante medir de manera constante cómo avanza el equipo en la implementación de los cambios, qué obstáculos encuentra y cómo van transformándose los resultados obtenidos

¿Cómo hacerlo? Hay numerosos recursos, algunas alternativas son:

  • Encuestas.
  • Instancias de feedback como las reuniones 1 a 1.
  • Evaluación de desempeño.
  • Porcentaje de retención de talento. 
  • Aumento o disminución de la productividad. 
  • Nivel de participación en actividades. 

Gestiona la transformación cultural con la tecnología adecuada 

Gestionar el cambio organizacional nunca es fácil, hay mucho trabajo por hacer, así que tienes que elegir tus batallas. La tecnología es una de las herramientas a tu favor. Que no sea ese tu obstáculo. 

La digitalización avanza y parte del cambio cultural en las organizaciones va de la mano con este proceso en el que la tecnología se vuelve un eslabón protagonista. 

Desde Uakika podemos ofrecerte diversas soluciones para gestionar la transformación cultural en tu negocio: 

  • Programa de incentivos. Podrás motivar a tus colaboradores a través de premios y lograr que sean parte activa del cambio cultural en tu empresa. 
  • Programa de reconocimientos. Podrás mejorar el compromiso de tu equipo a través del reconocimiento de su esfuerzo y desempeño en este proceso de transformación. 

Si quieres tener más información de estas soluciones ¡contáctanos! 

0 comentario
0

Otros artículos que pueden interesarte

Deja un comentario