Recursos Uakika

Blog destinado a conversar sobre Recursos Humanos, Cultura Organizacional y Colaboradores.
Inicio Cultura Organizacional Síndrome del burnout: Descubre si tus colaboradores lo sufren

Síndrome del burnout: Descubre si tus colaboradores lo sufren

by Carolina

El síndrome del burnout suele estar asociado a un problema individual que tiene una persona en relación a su trabajo. En muchas organizaciones, la respuesta frente a un caso así es recomendar el inicio de un tratamiento terapeútico, técnicas como la meditación o el yoga o incluso aprender a delegar. 

Sin embargo, esta noción del burnout es algo acotada, teniendo en cuenta que no se trata de un fenómeno aislado que ocurre con un solo individuo dentro de la empresa

Ante la presencia del síndrome del burnout las preguntas correctas serían ¿Cuáles son las dificultades que encuentran los colaboradores para desarrollarse en la empresa? ¿Con cuánta frecuencia les preguntamos cómo se sienten dentro del equipo? ¿Realmente estamos escuchando?

Una cosa es segura, con el burnout reconocido oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como fenómeno ocupacional, la responsabilidad de gestionarlo ya no recae sobre los empleados, sino sobre la organización. El primer paso para ocuparse de ello es reconocerlo e identificarlo, entonces ¿cómo saber si tus colaboradores sufren el síndrome del burnout? Te lo contamos en este artículo. 

¿Qué es el síndrome del burnout?

Definir qué es el síndrome del burnout es el primer paso para entender porqué gestionarlo es responsabilidad de la empresa. 

Como dijimos antes, en 2019 la OMS lo incluyó en su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). Al hacerlo, la organización dejó en claro que no se trata de una condición médica, sino de un fenómeno ocupacional. ¿Qué quiere decir esto? Que el burnout puede llevar a los trabajadores a buscar atención en los servicios de salud, pero no está clasificado como enfermedad.

De acuerdo con la definición de la OMS, el síndrome del burnout, también conocido como síndrome del trabajador quemado, es “producto del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito. Se refiere específicamente a fenómenos en el contexto ocupacional y no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida”. 

Precisamente, es esta última frase la que cambia de algún modo el enfoque sobre este fenómeno. Ya que se afirma que el síndrome es un problema que se da exclusivamente en el entorno laboral, no en el trabajo y la vida personal, aunque claramente afecta también a esta última. 

Para completar la definición oficial del burnout, debemos decir que se caracteriza por tres dimensiones:

  • Agotamiento.
  • Sentimientos negativos relacionados al trabajo.
  • Disminución de la productividad. 

Síndrome del burnout, razones que lo desencadenan

De acuerdo con una investigación de la Universidad Siglo 21 publicada en enero de este año, al 48 % de los trabajadores argentinos le resulta difícil relajarse luego de una jornada laboral. Al 36% le cuesta comenzar a trabajar y el 38% está tan cansado que no puede dedicarse a otras cosas luego del trabajo. Por otro lado, en el mismo informe se establece que el 26% de las personas se sienten menos involucradas con su actividad laboral y el 21% ha perdido interés. 

Esto se replica en diversas partes del mundo. Son algunas de las consecuencias que nos dejó la pandemia. El trabajo remoto, la aceleración de la digitalización, con la consecuente incorporación de nuevas herramientas tecnológicas, sumado a la incertidumbre frente al cambio constante de las condiciones laborales, dióo como resultado un aumento significativo del nivel de estrés y agotamiento en los trabajadores

Esta es una de las razones actuales del síndrome de burnout en las organizaciones. Sin embargo, el fenómeno está presente en los equipos de trabajo desde hace tiempo y eso obedece a diversos factores. La mayoría se relacionan con el tipo de trabajo, el clima organizacional, las habilidades y competencias de los colaboradores y el apoyo de parte de la empresa para que el talento realice su trabajo. 

Por ejemplo, aunque una persona tenga las habilidades para asumir un determinado rol y desarrollar una actividad, la falta de recursos o herramientas puede producir frustración. Esto, además, refleja la falta de apoyo del liderazgo de la compañía o una gestión ineficaz de los recursos disponibles. 

Otras razones que pueden funcionar como desencadenantes del síndrome del burnout son: 

  • Falta de comunicación.
  • Participación limitada en la toma de decisiones. 
  • Poco control sobre el área de trabajo propia. 
  • Bajos niveles de apoyo.
  • Falta de reconocimiento. 
  • Horarios de trabajo demasiado rígidos. 
  • Objetivos organizacionales poco claros.
  • Tareas inadecuadas para las competencias del colaborador. 
  • Sobrecarga de trabajo. 

¿Cómo identificar el burnout en tus colaboradores?

Hasta aquí hablamos sobre qué es el síndrome del burnout y cuáles son las principales razones que lo causan. Ahora es momento de darte algunas claves para que puedas identificar si tus colaboradores lo padecen.

Ten en cuenta que, a nivel mundial, al menos una cuarta parte de los trabajadores de tiempo completo sufren burnout. Esto es lo que dio a conocer un estudio de Gallup, sobre el síndrome en las empresas. Así, en el informe se indica que el 23% de los trabajadores dicen sentirse agotados en el trabajo con mucha frecuencia o siempre.

Por otro lado, de este estudio se extrajeron otras conclusiones. Una de ellas se relaciona directamente con los efectos del burnout en el talento:

  • El 63% tiene más probabilidades de pedir un día por enfermedad.
  • El 23% es más propenso a visitar la sala de emergencias. 
  • Hay más probabilidades de que el colaborador deje el trabajo. 
  • Menor confianza en el propio desempeño.

Por esta razón es clave detectar a tiempo el estrés y agotamiento entre tus trabajadores. Pero ¿cuáles son las señales a las que hay que prestarle atención?

Agotamiento físico y mental 

¿Los trabajadores dicen sentirse agotados al comenzar la jornada? ¿Hablan de batallar contra los problemas de sueño? ¿Se nota la falta de energía en algunos miembros del equipo? Estas suelen ser claras señales de agotamiento y pueden indicar la presencia del síndrome de burnout en tu organización. 

Los colaboradores que sufren de este agotamiento físico y mental, a menudo deben hacer grandes esfuerzos para comenzar su jornada laboral. Luego, una vez iniciada, tienen dificultades para concentrarse en una tarea.

Pérdida del interés 

Otra señal temprana de burnout es la pérdida del interés. Esto no ocurre de la noche a la mañana, sino que sucede de forma progresiva. Hay que estar muy atentos a esta señal. 

Estos trabajadores comienzan a perder interés en las cosas que antes disfrutaban, como socializar con sus pares. La falta de participación en reuniones, la falta de iniciativa para trabajar en nuevos proyectos o incluso la falta de respuestas cuando se les pide feedback u opinión sobre algún tema, son pequeñas muestras a tener en cuenta. 

Decimos que es una señal temprana porque la falta de interés va creciendo poco a poco. A medida que los colaboradores se desconectan del entorno, van perdiendo cada vez más el entusiasmo por su labor, lo que repercute en la calidad de su trabajo

Falta de concentración 

Asignar tareas y ver que no se cumplen, retrasos en la entrega de los proyectos, descuidos u olvidos recurrentes, son todas señales de la falta de concentración en el equipo. Por supuesto que, en este caso, también hablamos de algo progresivo. Sin embargo, la repetición a lo largo del tiempo es lo que nos da mayores certezas de la posibilidad de que se trate un caso de burnout. 

Mayor absentismo 

Como mencionamos algunos párrafos atrás, un gran porcentaje de trabajadores con síndrome de burnout tiene más probabilidades de pedir días por enfermedad. Así, el nivel de absentismo se vuelve una métrica que puede ayudarte a detectar un colaborador que padece agotamiento

En algunos casos, los trabajadores no faltan al trabajo, pero llegan tarde o se retiran más temprano. Este también es un indicador a tener en cuenta si buscas detectar el burnout en tus equipos. 

Menos productividad

El estrés y el agotamiento impiden que los colaboradores se concentren en sus tareas. Realizar sus labores del día a día se vuelve un gran esfuerzo y, por supuesto, su rendimiento va decayendo cada vez más. Así, alcanzar los objetivos parece imposible y la productividad naturalmente disminuye.  Al mismo tiempo, esto los abruma todavía más y terminan sintiendo que sus esfuerzos no valen la pena, por lo que su motivación se derrumba. 

Prevenir el síndrome del burnout: centrarse en las personas 

Todo lo que hemos dicho hasta aquí es precisamente lo que los líderes de un equipo deben evitar. No hay recetas mágicas, es un trabajo continuo que consiste en mejorar las condiciones de trabajo y brindar al talento todo lo que necesita para desarrollarse dentro de la organización.  

Por ello, entran en juego muchas cuestiones. Desde los valores o el clima organizacional, básicamente todo lo que hace a la cultura organizacional, hasta la gestión de los recursos o la forma de comunicar las expectativas y los logros

Nuestras recomendaciones finales para poner en el centro a las personas de la empresa son:

  • Establecer objetivos claros y realistas.
  • Asegurarse de que cada miembro del equipo comprende lo que se espera de su trabajo.  
  • Brindar los recursos necesarios para que los colaboradores desarrollen su labor. 
  • Brindar feedback positivo y retroalimentación constante.
  • Reconocer el valor del trabajo de cada trabajador y su contribución a los objetivos de la organización.
  • Motivar al equipo a través de incentivos laborales
  • Facilitar un espacio de escucha, para que el talento pueda expresar sus dificultades y necesidades. 
  • Establecer horarios flexibles que permitan conciliar vida laboral con vida personal. 
  • Promover la colaboración entre pares para mejorar el clima organizacional. 
  • Brindar formación continua y posibilidades de crecimiento dentro del negocio. 

Ahora ya sabes todo lo necesario sobre el síndrome del burnout. Con esta información puedes transformar la gestión de tus equipos para evitar que tus colaboradores lo sufran.

0 comentario
0

Otros artículos que pueden interesarte

Deja un comentario