Recursos Uakika

Blog destinado a conversar sobre Recursos Humanos, Cultura Organizacional y Colaboradores.
Objetivos SMART - Por qué son importantes
Inicio Objetivos (OKR´s) ¿Qué son los objetivos SMART? Descubre cómo incorporarlos

¿Qué son los objetivos SMART? Descubre cómo incorporarlos

by Carolina

Quizá hayas escuchado hablar de objetivos SMART. Pero, tal vez, todavía no conoces qué son, para qué sirven y cómo incorporarlos en tu organización. Si ese es tu caso ¡no te preocupes! en Uakika hemos preparado un artículo especial para que descubras todos los detalles. 

Objetivos SMART ¿qué son?

Establecer objetivos es una de las tantas tareas que realizan los líderes de las organizaciones. Es, probablemente, de las más relevantes para asegurar el crecimiento sostenido de la empresa y el trabajo coordinado de todas las personas dentro de ella.

Sin embargo, debemos decir que no es fácil identificar qué metas resultan adecuadas para una organización. Para ello, los objetivos SMART pueden ser la clave. 

Pero ¿qué son? ¿De qué se trata la metodología SMART? 

El primer uso del término SMART se le atribuye a George T. Doran, quien, en 1981, publicó There’s a S.M.A.R.T. Way to Write Management’s Goals and Objectives, “Hay una forma inteligente de escribir las metas y los objetivos de la administración”. 

En este artículo el autor estableció las 5 características que debe tener un objetivo para ser considerado SMART o inteligente. A partir de ahí nació la metodología que hoy todos conocemos y que consta de los siguientes atributos. 

  • Específico (Specific): para que una meta sea realmente eficiente es necesario dejar de lado las ambigüedades. Debe apuntar de forma concreta a lo que necesita esa área de la organización. Cuanto más preciso sea un objetivo, más claros serán los pasos que se necesitan para alcanzarlo. 
  • Medible (Measurable): los objetivos deben ser medibles, es decir, permitir el seguimiento para determinar su nivel de progreso. 
  • Alcanzable (Achievable): la meta adecuada es aquella que está inserta en la realidad de la organización, teniendo en cuenta su situación interna y externa. 
  • Relevante (Relevant): el objetivo debe estar alineado con la cultura organizacional, los clientes y el talento que la conforma. 
  • De duración determinada (Time-Bound): los objetivos SMART son aquellos que pueden alcanzarse en el tiempo, es decir, tienen una fecha límite. 

¿Pará qué sirven los objetivos SMART? ¿Qué beneficios ofrecen?

El uso de objetivos inteligentes permite establecer límites y definir los pasos a seguir, los recursos necesarios para llegar allí y los hitos que indican los progresos a lo largo del camino. Con los objetivos SMART, es más probable alcanzar las metas de la organización de manera eficiente y efectiva.

Si nos enfocamos en sus principales beneficios, tenemos que mencionar los siguientes:

  • Mejor planificación. Los objetivos SMART te ayudan a ordenar tus procesos, actividades de cada área y tareas de cada equipo. Al tener en claro qué resultados debes alcanzar, puedes establecer los pasos para llegar ahí de manera esquemática, creando métodos más eficientes e incluso anticipándose a los desafíos que pueden presentarse. 
  • Más enfoque. Conocer el objetivo específico de tu organización te permite saber hacia dónde te diriges con claridad. Esto es clave para determinar qué se debe hacer y cómo para llegar a ese punto. De esta manera, todas las acciones tendrán un enfoque preciso en lo que se necesita para alcanzar la meta. 
  • Mayor control. Fijar prioridades y distribuir los recursos disponibles es posible con objetivos inteligentes. Esto te ayuda a tener un mayor control sobre todos los procesos que tienen lugar en tu compañía. 
  • Optimización del tiempo. Los proyectos que no tienen un objetivo claro, por lo general, van a la deriva. Se pierde mucho tiempo en el camino. Con la metodología SMART puedes asignar un tiempo a cada tarea específica que acerque a la organización hacia los resultados deseados. Así, podrás gestionar de manera más óptima los tiempos dentro de la empresa. 
  • Comunicación eficaz. Cuando en una organización se sabe cuál es la meta y cómo hacer para llegar ahí, es mucho más fácil transmitirlo a todas las personas que forman parte de la misma. Los objetivos SMART dan, sobre todo, claridad, esto ayuda a comunicar con mayor precisión lo que se pretende de un proyecto y de cada colaborador
  • Mejora continua. Con una visión amplia del negocio, mejor planificación y mayor control de los recursos es más sencillo establecer procesos de mejora continua. Si tienes indicadores claros de los progresos de tus equipos, puedes saber cuán cerca está la empresa de lograr los objetivos y realizar los cambios que sean necesarios para mejorar los resultados. 

Paso a paso: cómo incorporar objetivos SMART en tu organización

El concepto de objetivos SMART ya está mucho más claro. Recuerda que son metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y de duración determinada. Pero, ¿cómo llevar este sistema a la práctica? Te explicamos el paso a paso a continuación.

Objetivos específicos

Como ya mencionamos algunos párrafos atrás, cuando hablamos de objetivos inteligentes no hay lugar para las ambigüedades. Es necesario establecer metas claras y específicas. Si dices que el objetivo es mejorar la productividad de tu equipo eso puede quedarse tan solo en un deseo. En cambio, si estableces que quieres mejorar la productividad del talento en un 20% en 3 meses  ya has agregado una mayor especificidad a tu meta.

Para poder pulir esto e ir delimitando tu objetivo SMART, te proponemos tener en cuenta las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quiero lograr? Por ejemplo, aumentar la productividad del equipo en un 20%. 
  • ¿Dónde voy a alcanzar este objetivo? Por ejemplo, el área comercial de la empresa. 
  • ¿Quién estará involucrado en la tarea? Por ejemplo, el canal de ventas y el personal de RRHH. 
  • ¿Qué obstáculos pueden presentarse? Por ejemplo, la falta de la tecnología adecuada para brindar el feedback que el canal de ventas necesita. 
  • ¿Cuándo quiero lograr este objetivo? Por ejemplo, en 3 meses. 

Al responder todas estas preguntas podrás ir especificando cada vez más tu objetivo. 

Objetivos medibles

El cumplimiento de objetivos en las empresas es siempre un proceso, no se lleva a cabo de la noche a la mañana. Se requiere tiempo para que el equipo pueda avanzar hacia la meta. Por ello, lo ideal es poder medir el alcance o progreso. Lo que se utiliza en estos casos son indicadores clave que ayudan a analizar el grado de cumplimiento del objetivo tras un determinado período

Un objetivo medible que tardará unos meses en completarse puede tener hitos a alcanzar antes de llegar a la meta. 

Para potenciar los resultados, motivar al equipo es fundamental. Una forma muy práctica de hacerlo es estableciendo incentivos laborales para los colaboradores. 

Objetivos alcanzables

¿Qué tan posible es que tu equipo pueda alcanzar los objetivos que has establecido? ¿Te has hecho alguna vez esta pregunta? Las metas deben ser realistas, esto implica asegurarse de que tu organización cuenta con los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para lograrlas

De nada sirve definir objetivos que están muy por encima de las posibilidades de tu negocio. Así, pese a que todo el personal se esfuerce, no podrá alcanzarlos y esto generará frustración. Además, representará la pérdida de tiempo y recursos financieros para la organización. 

Algunas preguntas que pueden orientarte:

  • ¿Qué se necesita para lograr este objetivo?
  • ¿Mi empresa cuenta con ello?
  • En caso de que no, ¿cómo lo obtengo?

Objetivos relevantes

Un objetivo relevante es aquel que está alineado a la estrategia global de la organización, pero  también a su cultura y a las personas inmersas en ella

Para definir si tu meta es relevante para tu empresa, puedes guiarte con estas preguntas:

  • ¿Por qué? Preguntar sobre el “por qué” de una determinada cuestión sirve para entender su nivel de importancia. De esta manera, podrás definir si esa meta es una prioridad para tu negocio. 
  • ¿Esto ayudará a la compañía a alcanzar sus objetivos a largo plazo? Lo que estás definiendo ahora debe ayudar a tu organización a lograr sus objetivos más amplios, incluso, debe contribuir a la misión de la empresa.
  • ¿Es aplicable en el contexto actual? Para definir la relevancia de un objetivo es necesario ampliar la visión y situarlo en contexto. Quizás una meta está alineada con la cultura organizacional y con los objetivos a largo plazo, pero no se adecua a las necesidades actuales de la empresa. Es necesario valorar esto también para definir objetivos. 

Objetivos de duración determinada

Si pensamos en tiempo, pensamos también en enfoque. Cuando ponemos una duración determinada para alcanzar una meta estamos enfocando los esfuerzos de la organización hacia la concreción de ese objetivo. Además, una fecha de finalización puede motivar al equipo y ayudarte a establecer prioridades.

Algunas preguntas para establecer un marco de tiempo son:

  • ¿Cuándo debería lograrse este resultado? 
  • ¿Qué tareas debo hacer hoy?
  • ¿Qué tareas debo hacer las próximas 6 semanas? 
  • ¿Qué tareas debo hacer los próximos 6 meses?  

Motivar a tus colaboradores para alcanzar objetivos 

Para alcanzar objetivos en una organización se necesita un trabajo coordinado de recursos humanos, materiales y financieros. Pero, sin dudas, el recurso que puede marcar la diferencia entre concretar resultados o quedarse en el camino son las personas

Las actividades de los seres humanos, sin embargo, están atadas a las emociones. Si nos sentimos agobiados o simplemente desmotivados, lo más probable es que no rindamos al máximo y, por tanto, no seamos capaces de dar lo mejor en un proyecto.

¿Cómo motivar a las personas dentro de tu organización a dar lo mejor de sí? Dos de las alternativas más efectivas son:

  • Programa de incentivos. En Uakika hemos desarrollado un programa de incentivos que permite medir por alcance, es decir, determinar qué tan cerca está cada colaborador de lograr los objetivos. Esto les permite acceder a feedback constante, dado que pueden ver el estado de su desempeño y el de sus pares, ir sumando puntos y canjearlos por premios. Todo lo que contribuye a mantener al equipo altamente motivado. 
  • Programa de reconocimientos. El reconocimiento influye directamente en la productividad de los colaboradores. Con nuestro programa podrás destacar los comportamientos, esfuerzos y logros alcanzados por el talento. Al mismo tiempo, podrás compartir estas historias de reconocimiento con el resto del equipo para inspirar y motivar a todo el personal. 
  • Programa de beneficios: administrando y comunicando beneficios flexibles para ofrecer a cada colaborador la propuesta de valor que mejor se adapte a sus necesidades, gustos y requerimientos.

¿Quieres saber más? ¡Contáctanos y te daremos todos los detalles! 

0 comentario
0

Otros artículos que pueden interesarte

Deja un comentario