Recursos Uakika

Blog destinado a conversar sobre Recursos Humanos, Cultura Organizacional y Colaboradores.
Inicio Cultura Organizacional Misión y Visión: ¿En qué se diferencian?

Misión y Visión: ¿En qué se diferencian?

by Andres

En muchas ocasiones hemos utilizado las palabras “Misión” y “Visión” cuando hablamos del mundo empresarial u organizacional sin tener claro su significado. Por esta razón, a continuación haremos un breve repaso de ambas definiciones, sus características y la importancia de compartirlos a todos los miembros de una empresa.

¿Qué es la misión de una empresa?

La misión es básicamente la razón de ser de una organización, es el motivo por el cual se ejerce determinada función, basándose siempre en lo que se puede realizar en el presente, tomando en consideración las necesidades del contexto y los recursos disponibles.

En otras palabras, la misión es una declaración formal de las actividades a las que se dedica una empresa. Son sus principios, sus valores, sus objetivos y el medio para alcanzar estos últimos. La misión debe mostrar lo que hace una empresa, a quien va dirigida esa acción y como cumple la misma.

En este sentido, se trata del fin o propósito de cualquier organización. Al definir elementos tan importantes como lo que desea hacer en su entorno y como lo piensa realizar. Es por esto que cada empresa tendrá su propia y única misión que la diferenciara del resto de su competencia.

Bajo estas premisas, la misión de una empresa siempre estará influenciada por su propio entorno, es decir, que se verá afectada en su concepción por elementos, tales como su propia historia, sus recursos, su personal y sus capacidades.

Como elaborar la misión en tu empresa

Como ya mencionamos, la misión esboza lo que la empresa hace, es decir describe la actividad a la que se dedica y como llevarla a cabo, enmarcándose siempre en sus principios y valores. Con esto en mente, podemos afirmar que resulta muy útil responder una serie de preguntas para poder definirla de forma correcta.

Las siguientes interrogantes resultan obvias, pero son fundamentales para entender este proceso:

  • ¿Qué hace la empresa?
  • ¿A qué se dedica?
  • ¿Cuál es su actividad principal?
  • ¿Cuál es su público objetivo?
  • ¿Cuáles son sus ventajas?
  • ¿En dónde se desarrollan sus actividades?
  • ¿En qué se diferencia del resto?

Una vez que hayamos dado respuesta a estas preguntas, tendrás todos los elementos necesarios para definir la misión de tu empresa, elaborándola de una forma clara, sencilla y fácil de recordar.

¿Qué características tiene la misión de una empresa?

En primer lugar debe ser redactada de manera clara y concisa, enmarcada en unos objetivos específicos que puedan ser cumplidos y que no cambien con el tiempo, es decir que debe ser realista y creíble, evitando en lo posible los objetivos utópicos.

Adicionalmente, la misión debe mostrar la filosofía de la empresa, es decir, que debe ser congruente y responder a los principios y valores de sus integrantes, convirtiéndola a su vez en una brújula que permite orientar tanto a sus miembros como a sus clientes.

Por otro lado la misión debe ser visible y transparente, por ende, debe estar al alcance de todos, asegurándose con esto, el oportuno conocimiento que de la misma deben tener los empleados de la empresa.

Al mismo tiempo, la misión debe ser motivadora, impulsora y estimulante, es decir, que debe tener la fuerza necesaria para que inspire a los trabajadores y permita su orientación, convirtiéndose en una guía clara para el impulso de todas las acciones a realizar.

¿Qué es la visión de una empresa?

Existen varias definiciones de lo que significa la visión empresarial, pero todas se resumen en un elemento en común al tratar de responder la pregunta de ¿Qué queremos ser?, es decir, que la visión es una proyección a futuro del rumbo o camino que tomara la empresa junto a sus empleados.

En este sentido, la visión se convierte en una fuente de motivación o inspiración para todos los objetivos que se plantean en la organización. Ayudando a las personas a entender el camino por el cual deben transitar en la empresa y a tomar las mejores decisiones enmarcadas en ese ideal.

Por esta razón, podemos afirmar que la visión de una empresa se convierte en la meta o el sueño a alcanzar, dibujando un imaginario colectivo de cómo le gustaría ser vista y reconocida por todos en el fututo.

Como elaborar la visión en tu empresa

Para definir la visión de tu empresa hay que tener claro hacia donde se quiere ir, es decir, como se visualiza a la organización en el futuro o en que debe llegar a convertirse. Por ello, quienes la dirigen deben observar más allá del presente y orientar sus acciones de forma estratégica, con la incorporación de innovaciones que la conviertan en un punta de lanza, con un enfoque de renovación y actualización continua.

Al igual que en la misión, es importante responder una serie de preguntas que nos pondrán en contexto para la definición correcta de la visión:

  • ¿Qué deseo lograr?
  • ¿A dónde quiero llegar?
  • ¿Por qué quiero llegar allá?
  • ¿Por quién lo hare?
  • ¿En qué lugares estaré?
  • ¿Con que recursos cuento para lograrlo?

Una vez que demos respuestas a estas interrogantes, tendremos los insumos suficientes para desarrollar de forma creativa nuestra visión, y al igual que la misión debemos enmarcarla siempre dentro de los principios y valores de la organización.

¿Qué características tiene la visión de una empresa?

Debido a que la visión apunta a como se verá la empresa en el futuro, la misma debe ser redactada de forma clara y sencilla, para que se entienda por todos los integrantes de la empresa.

Al mismo tiempo debe ser positiva e inspiradora, para que sirva de pilar y motor impulsor de las acciones corporativas, observándola como fuente de entusiasmo e ilusión hacia un sueño deseado.

En línea con lo anterior, y a pesar de ser ambiciosa, toda visión debe ser realista, es decir, que debe tener la capacidad de motivar y movilizar a las personas al hacerlas soñar con un futuro grandioso, pero siempre considerando las propias limitaciones para no crear alguna frustración.

¿Por qué es importante la misión y visión dentro de una empresa?

Una vez que definimos los conceptos de misión y visión empresarial, así como describir sus características, nos podemos dar cuenta de la importancia de estas en la forma en como una organización lleva a cabo sus metas.

En ellas están cimentadas las bases del éxito de una empresa, al permitir alinear los objetivos y proyectos con las estrategias, los principios y valores organizacionales que garantizan su crecimiento y desarrollo.

También podemos afirmar que tanto la misión como la visión se convierten en un punto de inicio para que los empleados de una empresa desarrollen las estrategias necesarias para el fortalecimiento de la misma, proyectando un nivel de confianza que de otra forma no lograrían crear.

Por otro lado, vale la pena agregar que la misión y visión de la empresa deben ser comunicados de forma efectiva a todos quienes hacen vida en dicha organización, procurando que su mensaje se dirija lo más claramente posible, reforzándose con esta acción, el sentido de compromiso y de pertenencia del trabajador.

Finalmente, aquellas empresas que tengan una misión y visión redactadas de la mejor forma posible, con claridad, sencillez, pertinencia, realismo, ecuanimidad y congruencia, podrán garantizar la mejor orientación de sus actos frente a los retos que les depara el futuro.

 

0 comentario
1

Otros artículos que pueden interesarte

Deja un comentario