Recursos Uakika

Blog destinado a conversar sobre Recursos Humanos, Cultura Organizacional y Colaboradores.
Habilidades de Liderazgo
Inicio Cultura Organizacional 8 habilidades de liderazgo que todo colaborador puede desarrollar

8 habilidades de liderazgo que todo colaborador puede desarrollar

by Carolina

La pandemia nos ha dejado aprendizajes. La importancia del liderazgo es uno de ellos. Analizar el papel que han cumplido y cumplirán los líderes de las organizaciones durante épocas inciertas, será fundamental para potenciar estos comportamientos. 

Pero antes de que avancemos, me gustaría hacer una distinción: ¿En qué consiste el liderazgo?. Por regla general, se trata de un conjunto de habilidades que posee una persona para influir en el modo de pensar o actuar de otros. Dicho esto, aunque suele reconocerse como líder a aquellos que se encuentran un escalón más arriba en la pirámide organizacional y gestionan equipos, también podría tratarse de un mindset que algunos individuos poseen indistintamente del puesto que ocupan y sus competencias

Los líderes, o aquellos con capacidad de liderazgo, serán quienes deban salir de su zona de confort y ayudar a otros a adaptarse a este o a cualquier otro contexto. Por esta razón, en este artículo hablaremos 8 habilidades de liderazgo decisivas para el futuro de cualquier organización. 

La importancia del liderazgo

En las organizaciones suelen reconocerse como líderes a aquellos que tienen a su cargo equipos, sin embargo el liderazgo puede tratarse de una cualidad capaz de ser desarrollada por cualquier persona. Si, incluido el que escribe esta nota. 

El liderazgo cumple un rol muy importante dentro de la empresa, ya que será el principal impulsor para conseguir los objetivos deseados. Aquellas organizaciones que no tienen ni se preocupan por formar líderes como parte de su cultura organizacional probablemente tengan una curva de crecimiento muy inferior en comparación con las que sí lo hacen. Además, las probabilidades de fracaso serán mayores.

Norton (1998) dijo: “…Conseguir de las personas una capacidad de empuje y una actitud proactiva que permita canalizar todas las energías creativas de la organización hacia la consecución de un proyecto común”. De este modo, trabajar la capacidad de liderazgo de los miembros permitirá establecer objetivos, diseñar estrategias efectivas, comunicarlo a los miembros y alcanzar las metas propuestas. 

Habilidades de liderazgo 

Las empresas que motivan a sus colaboradores a pensar y actuar como líderes sin dudas estarán mejor preparadas para afrontar momentos inciertos que aquellas que no lo hacen. Para promover el liderazgo, te recomendamos incentivar y reconocer a todos los miembros de tu empresa, indistintamente de que sean jefes de área u ocupen cargos altos, por hacer propios los atributos asociados con líderes.

A continuación te detallamos 8 habilidades que deberías impulsar entre todos los colaboradores de tu empresa:

Conectar con pares y colaboradores

Antes de trabajadores, las personas son individuos con preocupaciones, ansiedades, miedos y felicidades. Un líder debe promover el equilibrio entre el ámbito laboral y personal de los colaboradores, además de brindar flexibilidad ante situaciones que escapan de nuestro control. Estos atributos afianzarán los vínculos entre colaboradores y equipos, pero también la manera en que se relacionan con la empresa. 

Según una investigación de Businessolver, el 92% de los miembros de empresas dijo que consideraba a la empatía como el principal método para retener empleados.

Comunicar correctamente

La comunicación asertiva será imprescindible para desarrollar el liderazgo. Expresar ideas, opiniones o solicitar que se realicen determinadas acciones desde una visión constructiva y priorizando conseguir un buen clima será un excelente método para comunicar.

La transparencia, honestidad y claridad en la comunicación de expectativas y objetivos deberán ser los ejes que guían la manera en que conversamos y que, cómo líderes, debemos promover con pares y equipos. Por el contrario, ocultar información para tener control y poder, serán atributos que podrían impactar de manera muy negativa entre los colaboradores.

Por lo tanto, la recomendación desde Uakika para desarrollar esta habilidad de liderazgo es: establecer objetivos, plazos y responsables de cada tarea para reducir posibles situaciones de estrés o ansiedad. También brindar feedback de manera constante.

Propiciar ambientes de trabajo saludables

Existen infinidad de factores que hacen al ambiente laboral, pero desde la visión del liderazgo, hay dos principales que debemos mencionar. El primero es que toda persona líder asegure, en la medida de lo posible, las mejores condiciones para su equipo y para la organización de manera que todos los colaboradores se sientan cómodos. El segundo aspecto a destacar es la humanidad con la que se colabora en el ambiente de trabajo. Reconocer a los miembros de la organización como colaboradores valiosos y fomentar la positividad dentro de la organización serán aspectos clave.

Desarrollar la confianza y autonomía

Muchas empresas consideran erróneamente que el liderazgo debe ser vertical. Simon Sinek dijo: “Los líderes no sirven a aquellos que están por encima de ellos, sino a quienes están por debajo.” Esta percepción del liderazgo será la que desarolle el sentido de responsabilidad de los colaboradores por sus decisiones, promoviendo la autonomía y la confianza. 

Resistir la sensación de urgencia

En contextos difíciles, o incluso en el día a día, es común que líderes y colaboradores pierdan el foco ante la urgencia de la cotidianeidad. Esto impacta de manera negativa en el compromiso y ansiedad de los miembros de la organización. Por esta razón, una habilidad de liderazgo fundamental será la capacidad de priorizar y lidiar con la presión que el entorno demanda llevando mensajes realistas-optimistas.

Rendirse ante las demandas del entorno llevará a generar un ambiente de estrés y malestar. Desde Uakika te recomendamos detenerte dos minutos y preguntarte lo siguiente: ¿Estoy resolviendo cuestiones importantes o cediendo ante las exigencias ajenas? ¿Es este el camino correcto para que mis pares o colaboradores estén cómodos? ¿Confío en la capacidad de los miembros de mi equipo, o en mi mismo, para resolver el día a día?

Escuchar activamente

Mientras antes era posible compartir charlas de pasillo con los diferentes miembros del equipo e incluso de la organización, ahora los espacios de conversación se han visto inmensamente reducidos. Esto dificulta fortalecer los vínculos entre líderes y colaboradores, así como también entre pares. Así es cómo surge la necesidad de brindar espacios de escucha entre todos los miembros de la organización para fomentar el aprendizaje, el contacto humano y el sentido de pertenencia con la cultura empresarial.

“El trabajo de un líder no es trabajar para otros, sino ayudarlos a averiguar cómo hacerlo por sí mismos, hacerlo y tener éxito más allá de donde creían posible”, dijo Simon Sinek.

Tener un mentalidad de crecimiento

Gracias a la tecnología, la percepción del tiempo cambió drásticamente. Mientras antes un proceso podía tomar años, ahora toma horas. Esto mismo aplicado a las habilidades de colaboradores y miembros de una empresa significa que las tareas que hoy sirven y funcionan de una determinada manera, mañana podrían funcionar de forma totalmente diferente. 

Aquellas personas que quieran desarrollar habilidades de liderazgo deben poder convivir con el cambio constante y la capacidad de adaptarse a las nuevas formas, incluso cuando los cambios surgen drásticamente debido a factores externos. También es importante que motiven a otros a aprender y evolucionar constantemente. Este mindset implica salir de la zona de confort y desarrollar nuevas habilidades de liderazgo. 

Reconocer a los demás

Antes te lo dijimos. Aquellas empresas que se encargan de formar líderes y potenciar las habilidades de liderazgo de todos sus miembros, son las que mayor probabilidad de éxito tendrán. 

La cultura del reconocimiento promueve que cada colaborador sea valorado y reconocido como un miembro importante de la organización de la que es parte.

En Uakika acompañamos a empresas y organizaciones a potenciar las relaciones humanas entre colaboradores mediante el reconocimiento, ya que hemos comprobado el impacto positivo que implica tanto para el liderazgo como para los miembros. 

Conclusión:

Todas las épocas inciertas han tenido fin y es momento de transformar lo negativo en oportunidad. La pandemia ha demandado un cambio de actitud por parte de las empresas que se encuentran ante la necesidad de lograr cambios reales: Formar personas líderes, crear compañías más humanas, comunicar de modos más efectivos y asertivos en un contexto donde el trabajo remoto está a la orden del día y desarrollar el compromiso de los colaboradores. 

Ahora una pregunta, ¿Consideras que las organizaciones están listas para este desafío?

0 comentario
0

Otros artículos que pueden interesarte

Deja un comentario